Diseñar Tarjetas de Visita

Si estas pensando en ponerte a diseñar tus propias tarjetas de visita, para ti o para tu empresa, deberías de echarle un vistazo a los siguientes consejos:
Tarjetas de visita impresión 2 caras en cartulina estucada con laminado mate 2 caras


– Tarjetas visuales. Incluye por lo menos una imagen o un logotipo. Si tu empresa posee un logotipo está claro que éste debe estar presente en un lugar destacado de las tarjetas comerciales. Si la tarjeta es personal o para una pequeña empresa que carezca de logo, incluye una imagen identificativa del sector al que pertenece. 

– Incluir los datos necesarios, pero sin pasarse. Nuestra tarjeta de visita ha de incluir los datos de contacto imprescindibles, como nuestro teléfono o dirección de correo electrónico, además del nombre y cargo en la empresa. Podemos añadir algún otro dato que pueda ser interesante, pero con mucho cuidado de no sobrecargar la tarjeta de textos, ya que provocaría que está no sea clara y concisa. 

– Respeta los márgenes. Ten mucho cuidado de no acercar a los bordes datos o imágenes relevantes, tanto por estética como por que puedan quedar cortados al guillotinar las tarjetas. Adecúa tu diseño a las plantillas proporcionadas por la imprenta. 

– Ojo con las tipografías. Emplea tipografías claras, que no compliquen la lectura de tus datos. No es recomendable utilizar más de dos tipografías en la misma tarjeta, como máximo tres. Recuerda emplear colores que destaquen sobre el fondo, es decir, no utilices amarillo sobre blanco, por ejemplo. Otro aspecto a tener en cuenta es el tamaño de la letra, que no sea tan pequeño que obligue a tu cliente a emplear una lupa. 

– Estudia bien la forma. Tienes que tener claro el objetivo de tu tarjeta. Si quieres que tus clientes lleven siempre tu tarjeta en la cartera, opta por un diseño tradicional rectangular con un tamaño estándar de 85×55 mm. Si lo que buscas es sorprender al primer vistazo arriésgate con un diseño cuadrado, redondo, con los bordes redondeados o con acabados fuera de lo normal. Analíza los pros y los contras de cada formato. 

– Sácale partido al soporte. Las tarjetas de visita son un medio publicitario barato y efectivo, además de ser una de las primeras impresiones que un potencial cliente se va a llevar de ti o de tu empresa. No compensa racanear unos pocos euros y escoger unas tarjetas de baja calidad. Elije un soporte de calidad, en papel de más de 280-300 g o sorprende con los nuevos materiales disponibles en este formato. Con tarjetas en PVC sorprenderás y darás una buena imagen empresarial.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email