¿Cuándo elegir papel offset o estucado?

Es importante conocer las características de cada tipo de papel a la hora de encargar un trabajo de impresión, ya que dependiendo del resultado que busquemos, elegiremos uno u otro.

El papel offset es un tipo de papel natural, que cuenta con una característica principal que es su porosidad. De esta manera, hablamos de un papel que absorbe mucha tinta. Este papel suele utilizarse para los folios, normalmente con un grosor de 80 grs, aunque existe papel offset de más gramaje. El color de este papel es más blanco que el estucado y se recomienda su uso para impresión de imágenes cuando no se requiera de una buena resolución, ya que los colores suelen quedar más apagados. Sin embargo, para imprimir cualquier tipo de documento es el papel ideal.

Por otro lado, el papel estucado, también denominado papel couché, es uno de los más utilizados actualmente. Se trata de un papel satinado, que se puede adquirir tanto en acabado brillante, como mate. El motivo por el que el papel es satinado es porque se le aplica una capa triple de estuco, una fórmula que combina adhesivos y pigmentos minerales. Se utiliza generalmente para imprimir imágenes, ya que presenta una mejor resolución y los colores se aprecian más subidos de tono, que si lo imprimiéramos en otro tipo de papel.  Otra de sus características es que cuenta con el mismo gramaje que el papel offset, pero tiene una mayor consistencia. Por ello, se utiliza en folletos publicitarios, catálagos, revistas, pero no se utiliza para escribir en él a mano, ya que su absorción en lenta.

Teniendo en cuenta las diferencias entre el papel offset y el papel estucado, podremos elegir adecuadamente dependiendo del trabajo que deseemos imprimir. De todos modos, en entreparentesis te aconsejaremos personalmente atendiendo tus necesidades.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email