Decoración con vinilo decorativo

Los vinilos son adhesivos con motivos decorativos que se colocan directamente en la pared o sobre cualquier otra superficie lisa ¡y quedan genial!

Los vinilos decorativos son un recurso perfecto para renovar la decoración de una estancia y darle un toque muy personal a la casa sin perder mucho tiempo y de manera económica, o para disimular un desperfecto en la pared, alguna mancha… y además, cuando te canses de ellos, los podrás retirar fácilmente. Algunos incluso son reutilizables. ¡Todo son ventajas!

¿Dónde ponerlos?

Se adhieren perfectamente a las paredes (mejor si son lisas), cristales, baldosas, puertas, armarios y muebles de cualquier material. En entreparentesis especiales para colocar en cocinas y baños, hechos con un material que resiste la humedad que impide que se desprendan y también encontrarás otros vinilos con efecto pizarra ¡perfectos para colocar sobre la nevera!

Un montón de diseños

En entreparentesis vas a poder elegir entre cientos de diseños de estilos muy distintos, grandes, pequeños… Destacan sobre todo los de estilo infantil: en las habitaciones de los más pequeños quedan muy bien y, cuando vayan creciendo y haya que cambiar la decoración de su dormitorio, no hay más que sustituirlos por otros.

Cómo colocar un vinilo

Una vez elegido el vinilo que queremos colocar, conviene comenzar preparando la pared o la superficie donde lo vayamos a poner.

Limpia bien la zona para evitar el polvo. Es importante observar dos cosas: que la zona no esté húmeda ni que esté cerca de una fuente de calor.

El siguiente paso será calcular bien la disposición del vinilo: medir la superficie y el espacio que van a ocupar los adhesivos para que quede centrado y evitar que nos quede torcido o a una altura inadecuada. Para ponerlo en la pared, sigue las instrucciones que incluyen.

Vienen protegidos por dos láminas: una en la que está el motivo y otra transparente que sirve para transportarlo. Despega este transfer junto con el vinilo del motivo. Ten cuidado de que todas las partes que forman la figura estén adheridas al transfer.

Pega este último junto con el vinilo a la pared y, a partir de una de las esquinas superiores, comienza a retirar el transfer con cuidado presionando para que se adhiera sin que se formen bolsas de aire. De todas formas si no te atreves a colocar tú mism@ el vinilo en entreparentesis disponemos de montadores que lo harán por tí.

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email